favorite Pinterest Instagram Google + Youtube Twitter Facebook

A mi abuela

24/07/2014

He tardado en poder hacer este post, y es que lo he intentado muchas veces, pero cada vez que lo empezaba los recuerdos no me dejaban seguir.

Hoy os quiero contar mis primeras experiencias con el maquillaje que fueron de su mano, de la mano de mi abuela.

Empezaré diciendo que mi abuela era de Avon y eso que ella jamás se maquillaba, pero chicas, era de Avon.

Si cierro los ojos la veo en la mesa del salón con el catálogo y el boli delante haciendo cruces, muchas cruces a productos que ella jamás se iba a aplicar.

A ella la gustaba comprar, era así.

Avon

Luego llegaban a casa los productos. Y en su gran mayoría eran colores imposibles, o por lo menos lo que me quedaba a mí, porque antes iban las mayores (normal) que elegían lo más ponible.

En ese momento llegaba mi turno. Yo tendría como ocho o diez años  y el ¨cajón de Avon de mi abuela¨ era para mí el paraíso.

Labiales naranjas, coloretes imposibles, lacas de uñas igual de imposibles, a mí me daba igual, ese era mi cajón de los sueños.

Yo me ponía a elegir mientras ella me miraba con una mezcla de miedo y entusiasmo que solo se puede ver en los ojos de una abuela. Supongo que pensaría: ¿qué me dirán sus padres?

Sea como fuere, esos momentos se me han quedado marcados para siempre.

abuela Arantza

Cuando yo había hecho mi selección, mis pasos se iban a la mesa del salón y allí espejo en mano empezaba a experimentar ante la escéptica mirada de mi abuelo. Creo que a él mi ¨momento Avon¨ no le gustaba.

Pero mi abuelo siempre fue muy discreto, nunca dijo nada, es más, cuando yo terminaba mis creaciones el me miraba y siempre decía ¨muy bien, te ha quedado muy bonito¨.

Pasaron los años y el maquillaje salió del salón de mi abuela a la calle. En ese momento ya tenía más opciones y mi abuela me guardaba algunos tesoros. Pero como os digo, ella nunca elegía los colores más ponibles.

Mis bolsos estaban llenos de labiales, bases, sombras, delineadores, era la envidia de todas mis amigas. Eso sí, todavía no tenía mucha idea de cómo aplicarlos.

niña maquillándose

Mi abuela jamás vendió, solo compraba para ¨consumo propio¨ pero su pedido a Avon está entre mis recuerdos más preciados.

Ella y yo delante de un catálogo lleno de productos, miles de colores y un boli que hacía x, ¡momentos mágicos!

Un buen día se cansó y como si fuera una de las mejores vendedoras de la marca dijo: ¨Me he cansado, lo dejo¨. Y lo dejó, se acabó el consumo propio (y ajeno) de Avon.

Aunque os diré que con lo que tenía en el cajón nos dio para un par de añitos más.

Así empezó mi amor por el maquillaje, de la mano de esa persona a la que tanto echo de menos, a la que tanto he querido y a la que no olvidaré jamás, mi abuela.

Fin…

la belleza es para compartirla (y tiene premio...)
Tags:

26 comentarios

Tu opinión nos es importante: compártela
  1. Hora Arantza. Me ha perecido un precioso homenaje e imagino lo que te habrá costado… Me ha encantado conocer un poco más de tu vida y descubrir que una persona tan maravillosa como tú ha tenido tan buenos modelos que seguir en su vida. Te mando un beso muy muy fuerte. 

  2. Qué post tan bonito! y es que todas hemos aprendido cosas del cuidado de la piel y maquillaje de las abuelas 🙂 

  3. Me ha encantado!!!
    Muy emotivo…
    Las mías hace mucho que no están ya…
    Imagínate, aunque lo recordaba de oidas, porque era una niña pequeña, una de ellas se acordaba de oír comentar a sus padres el hundimiento del Titanic…. Esa, la materna, me tiene hablado de que se maquillaban con Visnú y poco más… Y unos pellizcos en las mejillas para ir al baile…
    Y es que habría que escribir un libro con estas historias, no te parece??
    Un beso muy grande!!!!!

  4. Qué bonito homenaje a tu abuela. Me he emocionado recordando a la mía,  que murió el mismo año que nació mi hija, esas coincidencias que a veces nos trae la vida…
    A la mía no la recuerdo comprando jamás nada de maquillaje, pero sus cremitas nunca le faltaron. Eso sí,  siempre me animó a que yo me maquillara y aplaudía cada vez que me arreglaba para salir. Medio corazón se nos va con las abuelas ¿verdad?
    Un besazo

  5. es precioso lo que he leído se me ha puesto los vellos de punta y a su vez se me han saltado las lagrimas solo quiero decirte que ella estará siempre contigo y que será tu angel de la guarda un besito preciosa (Precioso,precioso,precioso)

  6. Me imagino lo que te habrá costado escribir este post y las lágrimas que habrás echado pero lo mejor de todo es el recuerdo de los momentos vividos con las personas a las que más hemos querido, siempre la tendrás en tu mente y cualquier cosa te recordará a ella, maquillaje, consejos, etc…. es lo que tienen las abuelas, piensa que siempre estará contigo 🙂

  7. Muy bonito el post. Gracias por compartir ese sentimiento.  Las abuelas son una maravilla. ..dulzura y amor que siempre perdura. Besos

  8. A mi no me inculcó nadie el amor por el maquillaje y los cosmeticos, fuí yo sola porque me gustaba la idea de conocerlo lo que me llevó a hacerme distribuidora de Avon, era menor de edad, consegui recibir el premio a las mejores ventas, aprendí mucho con ellos, pero seamos realistas, ni te dan de alta ni puedes aspirar a nada mas, solo vender(que no es poco) y ganarte un sueldito, que no te saca de muchos apuros y ya esta. Lo dejé y hasta hace unos años que retomé mi hobbie pero de otra manera.

  9. Hola, que post mas dulce. Mis abuelas se fueron cuando yo era muyyy pequeña así que no las recuerdo.
    La verdad que mi adicción a los potis no se de donde viene, ni mi madre, ni tías, ni hermanas se maquillan mucho.

  10. Gracias por compartirlo, cielo, entrañable… Cuesta recordarles y hacer un pequeño homenaje cuando no están, pero es como si nos quitáramos un poco ese nudo en la garganta que se pone cuando ya no están y volvemos a sonreír al pensar en ellos.

    ¡Un besote!

  11. Muy bonito el post, y me recuerda a mi epoca Avon…Vender no es que vendiese mucho por la verguenza de ir de puerta en puerta pero las cantidades que pedia para mi consumo propio…tengo sombras de ojos que cuando las veo pienso…. «en que estaria pensando…», pero no las tiro me da mucha pena!!
    Besitos!!*

  12. Tu abuela este dónde este debe de estar muy orgullosa de todo lo que estás consiguiendo, me alegro que nos cuentes de donde viene tu inspiración por los cosméticos y maquillaje. Un gran homenaje, muy emotivo. Las personas a las que hemos querido de verdad nunca se van del todo, siempre se quedan en el fondo del corazón, de ahí jamás se moverán. Grande tu abuela y grande tú. Un besito muy fuerte y sigue así

  13. Un post muy personal y cercano…mientras lo iba leyendo imaginaba a tu abuela con su boli y su/tu cajón de tesoros…Desde luego debía ser una mujer excepcional, siento su pérdida pero seguro que ella sigue contigo…un besote reina!!.

  14. hola cariño, qué emotivo homenaje a tu abuela, debió ser una gran mujer y bellísima persona, en la foto se puede apreciar que lo era y lo será por siempre en tus recuerdos y en tu corazón, me has traído recuerdos de la mía, que también consumía productos de Avon y yo siendo pequeña aún tuve la ocasión de vender para una distribuidora y mis ganancias las juntaba para comprarle el perfume de Avon que usaba mi abuela, lo extraño es que no logro recordar cuál era, así que ya ves, de esta marca tenemos gratos y nostálgicos recuerdos las dos.
    Entiendo que te ha costado escribirlo y por ello se agradece todavía más, yo voy retrasadísima pero no podía dejar de entrar a leerte, en este homenaje a una persona tan querida por ti…un millón de besos

¿Y tú qué opinas?

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate

Recibe en tu correo todos los posts, sorteos y novedades del blog

@cosmetikblog

Síguenos

También puedes seguir el blog en redes sociales

favorite Pinterest Instagram Google + Youtube Twitter Facebook